Seleccionar página

Según el tipo de empresa que se posea, tener un seguro para empresas puede ser obligatorio, mientras que en algunos negocios, asegurarlos es una opción.

Sin embargo, si tu negocio no precisa ante las leyes contratarle un seguro, es totalmente recomendable que lo hagas, porque existen una gran cantidad de consecuencias negativas que pueden surgir de ciertas situaciones imprevistas y afectar al negocio, y en caso tal de que no esté asegurado, todos los gastos deben ser cubiertos por la propia empresa, incluso en muchas ocasiones pueden llegar a tener repercusiones civiles y penales.

Seleccionar en el amplio mercado el seguro que más se ajuste a las necesidades de tu empresa no es tan sencillo como mantener una conversación por whatsapp ni tan fácil como parece, porque se precisa de analizar qué es lo que principalmente necesita tu negocio para así poder encontrar el seguro ideal.

La forma más simple de encontrar el seguro adecuado para proteger a tu empresa ante posibles riesgos, es basándote en el sector comercial al que esta pertenezca. Aun así, es sumamente importante que se comparen diversas aseguradoras para saber si realmente conviene tener a una sola aseguradora para varias pólizas o si es más rentable tener contrato con distintos seguros para pólizas diferentes.

 Por ejemplo, si vas a tener diversos seguros, como el colectivo, la responsabilidad civil, entre otros, en la mayoría de las veces es más conveniente en el aspecto económico contratarlos todos con una misma aseguradora, ya que te hacen un tipo de oferta especial por ser más de un tipo de seguro.

En el mercado de seguros de empresas hay una gran diversidad de coberturas que se ajustan a lo que precise cada negocio. Para que la selección del seguro sea mucho más acertada, lo mejor es recurrir a un asesor de seguros, el cual te indicará los pasos más eficientes al dirigirse a la aseguradora a que te dé un estimado del costo a pagar y lo más crucial de todo, que esté al alcance de tu presupuesto.

Lo principal que se debe llevar a cabo es una investigación del seguro que se contratará, para conocer así el límite y alcance de la cobertura. Un gran porcentaje de las empresas optan por asegurar dinero, maquinaria, muebles, objetos de valor. Además, hay que tener en cuenta que el seguro debe ofrecerte en sus términos una cobertura que abarque todo riesgo que produzca pérdida en activos de la empresa, como, por ejemplo, terremotos, incendios, inundaciones, robo, accidentes laborales. El límite de la cobertura dependerá de lo que quieras respaldar.

Seguros para tu negocio

Los tipos de seguros más recomendados para tu empresa

  1. Seguro de dueño de empresa: Este tipo de póliza brinda una cobertura para la infraestructura en general de la empresa ante robos, incendios, huracanes, etc.; responsabilidad civil (respalda toda lesión de los trabajadores, causada en la misma empresa o a consecuencia de la misma), cancelación de actividad en la empresa, y en mínimas ocasiones también cubre accidentes en general.
  2. Seguro de daños en la propiedad: Te respalda en caso tal de que la infraestructura se vea afectada por algún daño. Este seguro generalmente cubre todos aquellos daños producto de incendio, tormenta eléctrica, robo e incluso por deterioro causado por la nieve. Tiene algunos casos en específico que no cubre, como el daño producido por algún huracán, terremoto, y el desgaste normal por el transcurso de los años.
  3. Seguro de automotores comerciales: Se basa en cubrir el daño que puedan sufrir los autos de la empresa, teniendo en cuenta que su cobertura no incluye lo que contenga el vehículo en su interior. Esto significa que, si trasladas un objeto de valor, lo recomendable es que el seguro de daños en la propiedad lo contrates para que cubra toda pérdida ocasionada en lugares externos de la empresa.
  4. Seguro colectivo de accidentes: Cubre todos los accidentes a los que estén propensos el personal del negocio, tal como: empleados, obreros, sindicatos y toda aquella organización que tenga algún tipo de relación y esté involucrada en el trabajo de la empresa.