Año tras año, el invierno viene de la mano de un sinfín de toses y estornudos. Los resfriados y las gripes no se hacen esperar, y pueden aguar tan entrañables fechas. Para evitarlo, la mejor solución es prevenir los procesos gripales antes de que aparezcan.

Características del resfriado común

En la mayoría de los casos, suele causar constantes estornudos y un incremento de la producción mucosa (con la consiguiente congestión nasal o rinorrea), junto con una persistente tos que suele provocar, a su vez, dolores de garganta y de cabeza.

El principal problema reside, más que en la gravedad de sus síntomas, en la aparición de los mismos a los dos o tres días de ser infectado por el virus. Lo cual dificulta su tratamiento, pues suele comenzar cuando la enfermedad está ya avanzada.

En niños de edad elevada y adultos, la fiebre puede llegar a no presentarse. De hacerlo, suele mantenerse en cotas bajas (por debajo de los 38.8ºC), lo cual dificulta su detección. Sin embargo, dependiendo del virus, este u otros síntomas pueden agravarse.

Prevención de procesos gripales

Asimismo, cabe destacar que tal enfermedad puede desencadenar males mucho más graves, como la sinusitis o, en especial, la bronquitis y la neumonía. También se dan casos en los que, de igual modo, la infección se extiende al oído.

Es probable que, en la semana que suele durar la enfermedad, la rinorrea convierta las secreciones nasales en un líquido espeso de color amarillento o verduzco. Tal consecuencia es normal y no precisa del suministro antibiótico a mayores.

Productos recomendados

Una primera opción altamente eficaz es OSCILLOCOCCINUM 30 DOSIS BOIRON, un medicamento homeopático diseñado específicamente para la prevención y tratamiento de la gripe. Resulta útil en todas las etapas de la enfermedad.

Oscillococcinum se presenta en forma de glóbulos a disolver bajo la lengua. El tratamiento consiste en una dosis semanal en el llamado “periodo de exposición” (desde septiembre hasta marzo). Durante la gripe se toma una de mañana y otra de noche.

Otra opción de lo más recomendable es Própolis Dr. Andreu 20 Comprimidos, un extracto seco de Própolis, que cuenta con un 20% de flavonoides. El conjunto del producto se encuadra en el novedoso método de actiquelación.

Gracias a dicha unión, se obtiene el Própolis actiquelado, más fácilmente disoluble, de forma que tiene un sabor menos invasivo que el extracto de Própolis. Se recomienda ingerir cuatro comprimidos diarios, a disolver lentamente en la boca.

Por todo ello, y teniendo en cuenta la gravedad de las potenciales complicaciones del resfriado, es altamente recomendable tomar las debidas precauciones frente a la gripe tanto a nivel higiénico como a nivel farmacológico.