Seleccionar página

El Camino Francés (en latín: Iter Francorum , Gallego: francés Camiño o «camino de los francos» en francés) es ahora la ruta más utilizada en España para la peregrinación a Santiago de Compostela . Uno de los caminos más importantes que utilizo el apóstol Santiago en sus viajes de Roma a Santiago, este camino trascurre por el término municipal de Villasabariego.

También fue llamado «Ruta del interior», en contraposición a la «Ruta de la Costa» o Camino del Norte, la ruta del norte a través de las ciudades y poblaciones rurales de la costa atlántica.

Estrictamente hablando, el Camino francés comienza justo aguas arriba del Puente la Reina, en la unión entre el Camino  Aragones  y el Camino Navarro. En otro sentido, incluye el Camino Navarro y comienza a los pies del paso de los Pirineos, es decir, inicialmente en Saint-Michel y hoy en Saint Jean Pied de port. En el sentido más amplio como para Camino Navarro, que comenzó en una fase previa, en Ostabat , en el cruce de tres rutas de Tours , Vézelay y Le Puy-en-Velay , o al entrar en la Baja Navarra , territorio que una vez fue parte del Reino de Navarra .

camino-de-santiagoEl trazado de esta ruta tiene varias variantes históricas; nuevas variantes también se introducen hoy por las comunidades locales para adaptarse a los cambios en la urbanización y el turismo en particular.

Esta ruta se ha registrado, desde 1993, el Patrimonio Mundial de la UNESCO. También es parte de los itinerarios culturales europeos (ICE), una etiqueta creada por el Consejo de Europa para promover la cultura europea común.

La economía en de estas zonas

Gracias a este tipo de iniciativa y en concreto al Camino del Norte, las localidades por donde pasa, sobre todo entre los meses de marzo a octubre, es visitado por números caminantes o peregrinos, que viajan hacía Santiago siguiendo los pasos del Apostol.

Es un claro aliciente en la economía de estas poblaciones, las cuales a través del turismo en muchos lugares han logrado subsistir en estos núcleos rurales donde no hay otra forma debido sobre todo a la crisis, y al poco trabajo quitando la agricultura y el campo que queda en estas zonas.

Restaurantes, pensiones, hostales o albergues han dado una nueva forma de economía a lugares despoblados en los cuales se está volviendo a ver vida.