Seleccionar página

A pesar de que las expectativas financieras deben ser satisfechas con el inicio de un negocio, la generación de dinero no debe ser la razón principal por la cual decidas emprender. Cuando se generan grandes expectativas en lo económico, se es propenso a recibir grandes decepciones ante el primer inconveniente financiero que se enfrente y para el que todo emprendedor debe estar preparado mentalmente para asumirlo.

¿Cuáles elementos debe tener ese primer negocio?

– Debes estar en sintonía con tu pasión. Cuando se trata de iniciar un emprendimiento, este debe ser cónsono con nuestras pasiones y talentos. El interés económico no debe privar en esta etapa tan importante y ese reto que te has planteado de iniciar un negocio, ya que el afán por obtener dividendos económicos de forma rápida y abundante, solo generará una carga que se transformará en estrés.

– Debe hacerte salir de la comodidad. Todo emprendimiento implica poner el esfuerzo posible a fin de alcanzar el éxito. Si inicias un negocio con la idea de que se ajuste a tus caprichos y en el que no tengas que invertir esfuerzo y tiempo, estás condenado al fracaso porque precisamente salir adelante como emprendedor exige de sacrificios a tiempo completo. Tu primer negocio debe sacarte de tu “zona de confort”.

– Debe permitirte identificar tus fortalezas y tus debilidades. Es casi un paso obligatorio antes iniciar un emprendimiento, elaborar una lista en la que detalles tanto tus fortalezas como tus debilidades para tomar en cuenta aquello que debes reforzar y lo que debes aprovechar para potenciar.

Crear el primer negocio

– Debe servir para la superación de tus temores. Dicen los expertos que conforme el ser humano va creciendo la sociedad misma se encarga de inculcar miedos y dudas en la personalidad del individuo, por lo que se puede decir que es normal que se sienta un poco de temor iniciar una actividad emprendedora por aquello del miedo a lo desconocido. Pero, la idea es evitar que le miedo te paralice y frustre tus sueños.

Una estrategia para enfrentar ese temor de iniciar un negocio, es comenzar cumpliendo pequeñas metas que te conduzcan hacia el inicio de ese nuevo emprendimiento. Eso te servirá para ir superando tus miedos.

– Debe ayudarte a crecer profesionalmente. Aun cuando el negocio que inicies lo puedes trabajar solo, siempre habrá interrelaciones con nuestro alrededor, sean clientes, proveedores, etc. Esas interacciones cotidianas te permitirán establecer relaciones profesionales que te permitan avanzar hacia el objetivo de crecer profesionalmente.

– Debe impulsar tu espíritu de liderazgo. Una cualidad que deberás desarrollar con un nuevo negocio es el liderazgo. Ser líder dentro de una organización iniciada por ti es vital para el cumplimiento de los objetivos planteados.

– Debe ayudarte en el control de tus emociones. Al ser un emprendimiento un camino difícil y de mucha incertidumbre, debes aprender a manejar y controlar tus emociones para evitar caer presa de la ansiedad y el estrés, que perjudicarían notablemente tu capacidad de toma decisiones y de resolución de problemas.