Seleccionar página

El agua es un bien de primera necesidad en todos los hogares españoles. Sin embargo, en los últimos años, el IVA del recibo del agua ha pasado del 7 al 10 %. Este incremento y otras causas han generado que la totalidad de la factura se haya acrecentado un 24,8 % en los cuatro últimos años.

A diferencia de otros abastecimientos como el de gas o la electricidad, el agua no está modulada por un mercado libre. Por lo tanto, para economizar en el recibo del agua, no se trata de equiparar compañías, sino de cambiar algunas costumbres cotidianas que asistan a mitigar el consumo.

Menguar el consumo de agua en la vivienda es una medida que, aparte de influir en un ahorro económico del recibo mensual, asiste a que, entre todos, realicemos un hábito competente y sensato de un medio escaso. Esto nos lleva a reflexionar especialmente, sobre qué itinerario hay que implementar para el ahorro de agua.

ahorrar en la factura del agua

  • Dispositivos de ahorro: Es preciso revisar periódicamente los grifos de la vivienda y si la grifería de casa se ha quedado obsoleta, es la ocasión perfecta para llevar a cabo el cambio de los mismos. Opta por los grifos monomando, que consumen considerablemente menos frente a los grifos convencionales.
  • Cierra los grifos: Fácil y productivo. 13 litros por minutos es lo que consumimos si dejamos fluir el agua cuando nos afeitamos, nos lavamos los dientes, las manos… Modificar algunas costumbres cotidianas como una ducha en vez de un baño nos beneficiara a la hora de experimentar una moderación de agua eludiendo hasta un desperdicio de unos 160 litros.
  • Apuesta por los electrodomésticos más eficientes con etiqueta energética A + y A + + +: Del mismo modo que se proponen para el ahorro en la electricidad de la vivienda, estos aparatos están capacitados para llevar a cabo un consumo energético eficaz tanto por la cantidad de agua que aplican como para su calentamiento. Y si a la vez nos inclinamos por una lavadora o un lavavajillas que incorpore programación ecológica, mucho mejor. Ya que ahorran incluso un 50% en su empleo, gracias a su proyecto de media carga y a su configuración económica.
Saber el consumo de agua y la actividad que lleva a cabo cada electrodoméstico es uno de los secretos fundamentales para reducir el consumo de agua de los mismos

 

  • Bonificaciones: Al igual que disponemos de descuentos para los recibos generados por los abastecimientos de telefonía, gas o luz, conocidos como el abono social de telecomunicaciones, bono social para el gas, o el bono social de luz, encontramos descuentos especiales para apaciguar el consumo del suministro de agua.

El bono social de agua es una tarificación especial que asegura la provisión de agua para todos los hogares y la garantía de las facturas del consumo en los domicilios con dificultades. Cada ciudad traza sus tarifas sociales particulares, así como las condiciones para tener paso a los descuentos. Esto implica que puede haber desigualdades relevantes entre unas y otras.