Si estas  en la lista de morosos de Asnef.¿puedes pedir un préstamo personal? Esta se encuentra dentro de las cuestiones más consultadas por todos esos registrados en las listas de morosos de asnef o Rai. La respuesta es sí y no; aunque hayamos ido por partes. Comunmente, las entidades financieras que brindan préstamos personales consultan exhaustivamente los censos de morosos antes de prestar su dinero.
Les dejo aquí algunos enlaces a una web de prestamos rápidos:

Puedes consultar en esta plataforma de préstamos rápidos, Gananci, la cual te dará una respuesta rápida y una solución, ya que con el formulario creado expresamente para este tipo de cuestiones se puede dar solución a los pocos minutos de tu consulta.
Si tu nombre está en uno de estos inventarios, tienes complicado el tema y muchas papeletas para no seducir a las entidades encargadas de realizar préstamos (o compañías particulares) por bastante que lo intentes.

No obstante, no abandones, hay soluciones para estos casos

Ya hace unos años, la evolución de los mercados financieros se ha caracterizado por hechos transitorios de indecisión, coincidiendo con las turbulencias en los mercados de divisas de las economías emergentes. Esto ha supuesto novedosas fórmulas para conseguir préstamos veloces estando en ASNEF de manera simple y muy beneficiosa.

Conseguir prestámos rápidos

Antes de nada, un óptimo consejo; no te subas (al menos de momento) en los teóricos botes salvavidas que dan los prestamistas privados. Sí, éstos entregan una pequeña fortuna al momento sin llevar a cabo demasiadas cuestiones y no buscan en ninguna lista de morosos, pero sus intereses rozan la sensación de usura y sus comisiones se complacen de dudosa legitimidad.

En el planeta además hay varios timadores que pretenden aprovecharse de la gente con inconvenientes para exprimirlas todavía más, por lo cual tienes que continuar siempre una pauta de seguridad con compañías reconocidas.

¿Dónde y cómo solicitar préstamos personales estando en Asnef o Rai?

Por medio de préstamos veloces en línea o desde tu Smartphone

Una de las superiores resoluciones son los préstamos veloces o mini créditos en línea. Los gastos asociados tienen la posibilidad de interpretarse como altos, aunque marcando un período subjetivamente corto en el vencimiento de la devolución, sus intereses no acostumbran dispararse bastante.

En Internet hay varias entidades de préstamos donde únicamente debes llamar por teléfono o completar un simple formulario de aprobación. En unos pocos minutos, se ponen de nuevo en contacto contigo para corroborar (o no) la aceptación del crédito.

Conseguir préstamos por medio de tarjetas de crédito

Si posees una tarjeta de crédito con fecha previo a la de tu registro en la lista ASNEF de morosos, siempre puedes conseguir dinero en efectivo en un cajero automático o haciendo una transferencia de la tarjeta a tu cuenta bancaria. Es una aceptable forma de enfrentar pagos, aunque una vez acabado el mes, la entidad retendrá el importe solicitado y se puede transformar en una mala práctica.

Conseguir préstamos por medio de garantías hipotecarias

En la situación de los créditos hipotecarios, el titular del préstamo pone de garantía posesiones como el coche o nuestro inmueble, que tienen la posibilidad de pasar a conformar parte de la entidad financiera en caso de impago. Lo destacado de esto es que los plazos de devolución son largos, equiparables a los de una hipoteca (10, 20, 30 años), a pesar de que los intereses cobrados sobre el préstamo además son muy altos, sobre el 20% si contar los de demora (en caso de sucederse).

Como podéis ver existen posibilidades de  conseguir dinero a través de préstamos rápidos aún estando en las listas de morosos, es más complicado que si no estuviésemos, pero existen todavía lugares donde poder conseguirlo.