El ejercicio siempre ha sido una parte importante del mantenimiento de la salud de nuestro cuerpo. De hecho, esa es la razón por la que los doctores ante cualquier condición siempre recomiendan hacer ejercicio. Lo que muchos no saben es que el ejercicio no solo tiene propiedades beneficiosas para el cuerpo sino también para la mente. Ya sea en la parte emocional, conductual o intelectual, el ejercicio es un aditivo interesante para la vida de cualquier ciudadano. ¿Te interesa saber específicamente cómo te beneficia mentalmente?

Te hace sentir bien

Para empezar, hacer constantemente ejercicio te hace sentir un bienestar emocional muy claro. Endorfinas, la hormona de la felicidad (esa que liberas al reír o al comer chocolate), son liberadas en grandes cantidades cada vez que decides entrenar con tu cuerpo. Por otro lado, por tener que trabajar con el cuerpo de manera activa, las partes del mismo terminan relajándose, liberando tensiones reduciendo exponencialmente los niveles de estrés que podrías presentar y hasta ser importantes en la recuperación de una depresión. Esto probablemente termine modificándote pues pasarás por necesitar una actitud disciplinada (pues necesitarás desarrollar la habilidad de comprometerte con lo que haces y cumplir con los objetivos propuestos.

Este tipo de actitud podría prevalecer y hasta ser clave en el proceso de abandono de una adicción), dedicada y determinada. Al mismo tiempo, el trabajo constante y el notar cambios en tu cuerpo pueden generar un sentido de apreciación por lo que haces que hasta se podría traducir en un nivel mayor de confianza personal.

Afronta el dolor

Si lo que te aqueja es el dolor que puedas sentir por hacerlo, ten en mente que el ejercicio constante te genera mayor resistencia al mismo, por lo que no deberías temer por tus receptores de dolor (incluyendo los internos, por el hecho de que libera endorfinas). Además de todo, mientras te ejercitas tu cerebro produce neuronas y nuevas conexiones entre las mismas, ganando forma y aumentando su capacidad de aprensión de conocimientos en un proceso llamado neurogénesis. Quizás es por eso que muchos alegan que el ejercicio beneficia a la concentración, aparte de esta ser entrenada durante el ejercicio mismo estando constantemente consciente del uso de todas las partes que sometes al ejercicio al mismo tiempo para evitar lesionarte

Incluso, hacer ejercicio presenta tantos beneficios en la parte mental y emocional que es recomendado hasta para sublimar adicciones. Sobre todo porque reduce la ansiedad al hacerlo, relajándote y haciéndote feliz gracias a las endorfinas, mientras te permite entrenar tu cuerpo para procesos de decisión y abstinencia de ciertas cosas, principalmente por las adicciones más comunes tienen a ser una barrera en el ejercicio físico.

Finalmente, hacer ejercicio como puedes ver trae muchos beneficios a la parte emocional y mental del cuerpo, cosa que es muy beneficiosa. Si aun así estás dudoso no dejes de recordar que aunado a todo esto, el ejercicio posee muchos beneficios físicos que seguramente te impulsarán a empezar una nueva rutina.