Existe gran cantidad de médicos y nutricionistas que recomiendan incluir en nuestra dieta diaria alimentos ricos en vitamina C. Pero ¿sabes realmente por qué lo hacen? Continúa leyendo y lo descubrirás.

Gracias a la vitamina C tu organismo se mantiene activo en sus funciones diarias. Además, la inclusión de este excelente aporte en tu cuerpo funcionará para evitar complicaciones inmunológicas, tales como gripes o resfriados.

Atacar de raíz enfermedades

La vitamina C ayuda a que el organismo esté preparado para atacar de raíz a diversas enfermedades. La falta de esta vitamina hará que tu cuerpo sea blanco de virus o agentes externos que puedan hacerte daño.

Ingiriendo alimentos, bebidas o complementos alimenticios, ricos en vitamina C, le otorgarás a tu organismo la energía necesaria y, de esta manera, gozará de defensas para poder soportar todas las bacterias o infecciones que lleguen a tu organismo.

Tal como leíste anteriormente, la vitamina C puede encontrarse en alimentos, tales como las naranjas, las fresas o el kiwi. También puedes dirigirte a una farmacia, cercana a tu casa, y adquirir algún complemento que provea de vitamina C a tu organismo.

Estos envases farmacéuticos pueden venir en diversas presentaciones: pastillas masticables, las cuales, generalmente, gozan de un sabor exquisito y son aptas para personas de todas las edades; cápsulas, indicadas preferiblemente para adultos o ancianos; y polvos para preparar, los cuales vienen en pequeños sobres que, al mezclar su contenido con agua (fría o caliente) se convierten en una deliciosa bebida rica en vitamina C.

No te auto mediques

Recuerda siempre que debes suministrarle a tu organismo una cantidad justa de esta vitamina, lo más recomendable es que consultes con tu médico o nutricionista tus ganas de añadir esta sustancia a tu dieta diaria. Él te indicará, de forma adecuada, cuánta será la cantidad que deberás incluir para disfrutar, satisfactoriamente, de los resultados y evitar complicaciones.

Toma en cuenta que todo en exceso es malo, sobre todo si hablamos de la salud. Nunca debes auto medicarte y, aunque muchas de estas sustancias o complementos alimenticios se vendan sin prescripción médica, es importante que consultes a los profesionales, ya que cada organismo es diferente.

Finalmente, al tener claro cuánta será la cantidad que tomarás, diariamente, de vitamina C, empezarás a notar resultados inmediatos. No solo estarás protegido de agentes externos que puedan afectarte de forma negativa, sino que también gozarás de beneficios visibles como una piel mucho más suave, cabello con brillo y mucha vitalidad.