En la actualidad los avances obtenidos en la medicina y más concretamente en el tema de la sexualidad, han dado origen a una serie de medicamentos, basados principalmente en la recuperación de la potencia sexual masculina. Productos como Kamagra, los tenemos a nuestra disposición, de una forma sencilla, discreta y rápida. Dentro de los problemas relacionados con la práctica del sexo, el hombre puede presentar distintos cuadros problemáticos, los cuales le impedirán por diferentes motivos una relación sexual sana y placentera. La eyaculación precoz y la disfunción eréctil del pene, suelen ser las causas más comunes por las cuales, los hombres suelen sufrir en la práctica de la actividad sexual.

La eyaculación precoz

La eyaculación precoz, es la carencia sobre el dominio del reflejo eyaculatorio. Esta alteración en la sensibilidad y autocontrol en la eyaculación, es una deficiencia sexual, que padecen la gran mayoría de los hombres en alguna etapa de su vida. Los síntomas de este mal sexual se originan en la insuficiencia o falta de control a la hora de expulsar la acuosidad seminal antes de un minuto. Este hecho puede ser ocasionado por diferentes motivos, como pueden ser:

  • Relaciones sexuales esporádicas, los hombres que no disfrutan de una continuidad en la práctica del sexo, cuyas relaciones son insólitas, suele ser el caso más común.
  • Infecciones en la próstata, conocida como prostatitis crónica
  • Infecciones en la orina
  • Depresiones, desorden bipolar, estrés, ansiedad
  • Miedo a fracasar en el acto sexual o hacer el ridículo

Avances en la salud sexual masculina

La disfunción eréctil

La disfunción eréctil del pene es otra de las causas por las que se recomienda la utilización de productos específicos para potenciar la sexualidad masculina. Estas pastillas, basan su composición en principios activos y una sustancia llamada sildenafil, que es la que provoca el efecto farmacológico. Esta sustancia hace que la sangre pueda fluir adecuadamente hacia el pene, ayudando a los vasos sanguíneos de la ingle a estar más distendidos y facilitar su expansión. Este hecho sirve de estimulante a la hora de aumentar el flujo sanguíneo, dirigido a los tejidos eréctiles del miembro viril del hombre, lo que proporcionará una erección más firme y duradera, permitiendo una relación sexual sana y placentera para él y para su pareja.