En los años 50 tuvo lugar en nuestro país, la mayor salida de población rural hacia las principales urbes. Jóvenes que, dejaban sus pueblos natales y aldeas, buscando una oportunidad para trabajar y poder abrirse camino en la vida. En Galicia este abandono de la población rural no se ha interrumpido desde entonces. La falta de atención por parte de las autoridades, para buscar una solución a semejante problema, no solo no ha detenido esa huida, sino que ha favorecido su incremento. Actualmente, la falta de colegios, provocada por la falta de niños a su vez, hace posible que los padres se planteen contratar un profesor privado en Orense, en muchas ocasiones.

¿A qué es debido?

cazoletaLa desatención del ámbito rural, la ancianidad de la población, la diseminación geográfica y la escasa natalidad, han sido el caldo de cultivo ideal, para que en esta comunidad autónoma se dé la mayor densidad de aldeas fantasma del todo el país. La Galicia rural se extingue. Se da la triste circunstancia de que, en la comunidad gallega, no exista ninguna región que no tenga alguna aldea deshabitada. Igualmente, según estudios y estadísticas realizadas, la mitad del total de aldeas o pueblos fantasma de toda España, se hallan en Galicia. Del mismo modo y según los estudios mencionados anteriormente, acaban siendo deshabitadas 30 aldeas al año.

Aldeas fantasma en Galicia

¿Es notable esta despoblación?

Los montes de Orense o los pasos limítrofes entre Lugo y A Coruña, son testigos directos de esta despoblación. Sus pueblos y aldeas ya no tienen vida; no queda nadie en sus calles que se la dé. Muchos de ellos ya no son visibles a causa del hambre voraz de la naturaleza, que ha terminado por engullirlos. En otros, tan sólo siguen habitadas dos o tres viviendas, que poseen su propio código postal. El abandono está presente en cada uno de sus rincones. Su continuo avance ha llegado a traspasar el ámbito rural; haciéndose notar incluso en municipios con un censo superior a los 4000 habitantes. Dejando muchas casas vacías entre su población.

¿Qué recursos presenta el medio rural?

huellasEste serio problema que habita en la comunidad gallega parece no tener una rápida solución. El medio rural posee un gran potencial. Pero desde las máximas autoridades, no saben o no han sabido a lo largo de todos estos años, sacarle el rendimiento del que hace gala. Actividades como el ecoturismo, el disfrute de sus fuentes de aguas termales, así como su historia vitivinícola; presumiendo de exquisitos caldos blancos o los deportes de aventura y las rutas por la montaña como el trekking o el senderismo, son claros ejemplos del gran potencial que exhibe el ámbito rural como reclamo turístico entre otras muchas posibilidades.

¿Existe una solución?

Una solución al problema del abandono de pueblos y aldeas gallegas se encuentra en poder de las autoridades competentes. La prestación de servicios eficientes, así como unas buenas comunicaciones sería una excelente piedra de toque para comenzar. Una correcta utilización de los recursos públicos, junto con una administración competente, deberían de ser la cabeza visible de tal solución. Un ejemplo, podría ser, empezar por conseguir un futuro, donde predomine una proyecto de desarrollo económico viable y de garantías.

¿Sería buena idea unificar pueblos y aldeas?

Habría que elaborar un plan de unificación en la comunidad. Esto significaría presentar una organización que permitiera de manera jerárquica, fusionar y simplificar la situación de municipios, pueblos y aldeas. Cabe destacar que Galicia cuenta con mayor número de municipios que todo el país vecino entero; Portugal. La propuesta por parte de la administración debería enfocarse en la eliminación de secciones administrativas duplicadas, formando municipios importantes. Que cuenten con un gran censo y que dispongan de una red de comunicaciones en perfectas condiciones. Posibilitando una adecuada comunicación con las principales ciudades, pueblos o aldeas de su zonza geográfica.